Visit Citebite Deep link provided by Citebite
Close this shade
Source:  http://www.clarin.com/diario/2010/04/24/elpais/p-02186825.htm

LOS EMPRESARIOS SALIERON AL CRUCE DEL EX EMBAJADOR

Niegan que les hayan pedido coimas para hacer negocios

Los empresarios argentinos que, según el ex embajador argentino Eduardo Sadous, habían dicho que recibieron pedidos de coimas de parte del Gobierno para hacer negocios en Venezuela, salieron ayer a desmentirlo.

Una de las empresas mencionadas por el ex embajador en Venezuela es Ascensores Servas, una compañía que construye elevadores de última tecnología (para hoteles y rascacielos) y exporta a Brasil, Chile, Uruguay, Venezuela y Panamá. José Aizpún, uno de los dueños y CEO de Ascensores Servas, salió ayer a desmentir que le hubieran pedido coimas para hacer negocios en Venezuela.

Desde Caracas, donde estaba por trabajo, Aizpún envió un comunicado de prensa en el que desmintió "enfática y terminantemente" los dichos de Sadous que según él "no tienen ningún asidero con la realidad". Y aseguró que Sadous "hace mención a hechos inexistentes y comentarios nunca realizados".

Desde Servas aseguran que la embestida contra la compañía se debe a un complot de las multinacionales que fabrican ascensores y que quieren eliminarlos como competencia porque, desde 2001, esta empresa argentina está abasteciendo de ascensores al mercado internacional, entre otros mercados está el de Venezuela donde tienen contratos con empresas privadas y con el Gobierno.

Pero el primero en salir a desmentir los dichos del ex embajador en Venezuela fue un productor tambero de Tandil. A primera hora del día, Eduardo Cavanagh, accedió a ser entrevistado por radio y dijo no haber tenido nunca un contacto con el gobierno argentino por la exportación de vacas Holando Argentina a Venezuela.

"Jamás me pidieron ni medio centavo. Me ofertaron comprarme 20 o 30 vaquillonas a lo sumo. Vino alguien a revisarlas, eligió las que le gustaban, hicieron una oferta, pactamos el precio y al mes me avisaron que el negocio se había deshecho. Punto, me olvidé del tema", dijo Cavanagh por radio. Y reconoció estar sorprendido: "Administro una empresa familiar, a Sadous no lo conozco. Desmiento todo categóricamente".

Según declaró Sadous a la Justicia, Cavanagh se había quejado ante él porque algunos funcionarios del Gobierno lo habían dejado afuera del negocio de la exportación de vacas lecheras Holando Argentina.

Lo curioso de todo esto, es que quien habló ayer por radio no sería el Eduardo Cavanagh señalado por Sadous, sino que se trataría de un homónimo.

Según pudo averiguar Clarín, el involucrado por los dichos de Sadous es otro Eduardo Cavanagh que no es productor tambero ni es de Tandil, y que se dedica a le exportación e importación de distinto tipo de productos.

Tamaño de textoEnviarImprimir
Textuales
"Jamás me pidieron ni medio centavo. Me ofrecieron comprar 30 vaquillonas y luego el negocio no se hizo".
Eduardo Cavanagh - Productor ganadero.

"Desmiento enfática y terminantemente esas manifestaciones que no tienen ningún asidero con la realidad ".
José Aizpún - Dueño y CEO de Ascensores Servas