Visit Citebite Deep link provided by Citebite
Close this shade
Source:  http://loshernandez.wordpress.com/2011/05/21/el-estado-nacional-y-los-estatutos-regionales-y-iii/
 
 

El Estado nacional y los Estatutos regionales (y III)

Artículo publicado por Luis Hernández Alfonso el 24 de junio de 1932 en la sección «Comentarios» del diario madrileño «La Libertad». Texto y titular proceden de la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España.

En España los Municipios pueden y deben ser tomados como base de las autonomías jerarquizadas a que aludíamos en el anterior artículo. Son entidades que responden a las exigencias de la vida del pueblo hispano; poseen nutrida y vigorosa tradición, y seguramente servirán en su día de piedras angulares para la edificación de un Estado nacional de socialización plena. Mirando al porvenir, es, no ya conveniente, sino absolutamente necesario, estructurar nuestro país de la manera más apropiada al contenido de la sociedad futura, y la excisión, la creación de obstáculos en el camino de la evolución social, si no bastarán para impedir ésta, la retardarán y harán su cumplimiento más difícil y doloroso.

Los Municipios, organismos de finalidad total, estrictamente naturales, son en España insubstituibles, y precisamente sobre ellos, mejor que sobre ninguna otra agrupación humana, puede edificarse el Estado social venidero. Nada se opone a que cada una de esas entidades tenga, en su esfera, la autonomía pertinente; todo, en cambio, aconseja la articulación eficaz de las diversas esferas locales en un conjunto capaz de hacer posible y fácil la creación de riqueza en común y su distribución socializada. Según la fórmula por nosotros propuesta, las autonomías jerarquizadas, lejos de anular la unidad nacional, le dan una eficacia práctica y duradera insuperable, mediante el equilibrio natural de los diversos elementos del país.

El Estatuto catalán y los demás que con análogas características se elaboren, romperían esa unidad sin beneficio para la colectividad humana de las regiones a que afecten. No se logra jamás un todo estable, dotado de personalidad, si se reúnen elementos separados entre sí, no por características divergentes, sino de una forma deliberada y definitiva, por fronteras artificialmente creadas, basándose en las diferencias y tratando de ahondarlas y nutrirlas.

Siglos de convivencia han actuado de fuego para fundir en el crisol de nuestro suelo diversos elementos humanos, que si hoy se nos presentan con apariencia de inconciliables, no son, en realidad, sino instrumentos y víctimas de tiranuelos interesados en mantener su injusto predominio. No vale falsear la Historia ni caminar contra las leyes naturales. Hay que insistir sobre el hecho de que nuestro Estado nacional es una unidad efectiva, que representa, en el actual período de nuestra evolución histórica, el equilibrio resultante de los antagonismos locales.

Los Municipios tienen delimitación clara y precisa. No ocurre lo mismo con las regiones, respecto a cuyos número y extensión, han diferido los proyectos de ley formulados sobre el particular. Tan pronto se consideraba a Andalucía constituyendo un solo «reino», como se la dividía en cuatro; unas veces Valladolid y Palencia se incluían en el de León y otras en el de Castilla la Vieja… Por eso nuestra concepción orgánica del Estado nacional (adoptada por el partido republicano presidencial comunista en su manifiesto de Marzo de 1931) atribuye a la soberanía de ese mismo Estado la determinación, el reconocimiento y la garantía de las regiones. Celebramos que en este punto coincida con la nuestra la opinión del profesor Sr. Sánchez Román.

*

Con gran satisfacción nuestra, personas de autorizada opinión, han corroborado afirmaciones contenidas en el artículo que con este mismo título vio la luz en LA LIBERTAD el día 15 del pasado Mayo. Y creemos conveniente comentar hoy brevemente esas confirmaciones.

Como recordarán nuestros lectores, decíamos allí que el Estatuto catalán no representaba una aspiración liberal, sino reaccionaria, y advertíamos a los federales que el movimiento estatutista no se inspiraba en su ideario. Pues bien: la primera afirmación es mantenida por el culto diputado socialista doctor Algora, quien en recientes declaraciones periodísticas (posteriores a la publicación de nuestro trabajo) se expresa en estos términos: «Me interesa deshacer ese error, pues yo no soy sospechoso de reaccionarismo». Y se extiende en consideraciones que demuestran la equivocación en que incurren cuantos creen que el Estatuto es izquierdista.

Nuestra advertencia a los federales parece haber sido recogida, diez días después, en el discurso que, en nombre y representación de la minoría federal, pronunció en la Cámara D. Joaquín Pi y Arsuaga, hijo del glorioso Pi y Margall y defensor infatigable del ideario creado por el autor de Las nacionalidades.

Afirmábamos nosotros que el Estatuto no respondía a los postulados pimargalianos y agregábamos que los separatistas pretendían substituir «una organización grande, acusada de excesivamente centralista, por pequeñas tiranías comarcales que, por tener menos extensión, suelen adolecer de más absorbente centralismo». Oigamos ahora a Pi y Arsuaga: «El Estatuto es unitario; por él se corre el peligro de que se traspase a Barcelona, con respecto a Cataluña, el odioso centralismo que desde Madrid se viene ejerciendo».

No se nos tache de vanidosos porque señalemos éstas y otras corroboraciones de nuestros asertos. Legítimo nos parece expresar la satisfacción que nos causa ver cómo personas de bien probada autoridad (Algora, Noel, Pi y Arsuaga, Pestaña, Sánchez Román…) exteriorizan su opinión, coincidente en su totalidad o parcialmente, con la nuestra, estampada días antes en estas mismas columnas. Satisfacción que, moralmente, nos resarce de las hondas e innúmeras penalidades que nos ha causado y causa la perseverancia en el propósito de escribir lo que sentimos y pensamos, olvidando —o no queriendo recordar— que en la vida se presenta muchas veces el dilema de disimular con provecho o decir la verdad con perjuicio.

LUIS HERNÁNDEZ ALFONSO 

~ por rennichi59 en Sábado 21 mayo 2011.

Be the first to like this post.