Visit Citebite Deep link provided by Citebite
Close this shade
Source:  http://loshernandez.wordpress.com/2008/07/11/cantares/

Cantares

Poesía de Luis Hernández Alfonso dedicada a su hija Consuelo Hernández Rodríguez (1931-2003) y fechada en la Cárcel «La Campana» de Granada el 19 de noviembre de 1940. Su manuscrito se conserva en el archivo familiar.

CANTARES

(A mi hijita)

Mira siempre al horizonte

y nunca mires atrás,

no importa de dónde vienes,

sino saber dónde vas.

No humilles a quien socorras;

trátale con humildad.

La altivez en un defecto

que anula la caridad.

Todo se alcanza en la vida

cuando se sabe esperar.

¡Tienen fondo los abismos

y tiene orillas el mar!

Procura volar muy alto

para encontrar tu destino,

que el que vuela, no se mancha

con el barro del camino.

Perdona a tus enemigos;

nunca te quieras vengar.

¡Bastante castigo tiene

quien no sabe perdonar!

Nunca te parezca lejos

el lugar a donde vas:

con tal de que no te pares,

pronto o tarde, llegarás.

Los ciclones que el árbol

dejan sin nidos

son de todas las aves

aborrecidos.

No seas nunca

como el ciclón odioso

que el árbol trunca.

El poder y la fortuna

conforme vienen se van;

los que ahora viven, felices,

mañana ¿dónde estarán?

Para hacer bien a cualquiera

no esperes a los demás,

que los buenos van delante

y los peores, detrás.

Cuando estés muy triste, canta.

Es un río la canción

que lleva al mar del olvido

las penas del corazón.

firmalha.jpg

La Campana, 19 novbre. 1940

Leave a Reply